sábado, 29 de noviembre de 2008

De colmitos vamos.



Que el PSOE es socialista, laico, de izquierdas, obrero y republicano, es una farsa que ya solo se creen los más estúpidos del patio. Del PP, sobran las palabras ya. Tal vez como mejor se les defina es: hipócritas, genocidas, herederos del franquismo, mentirosos compulsivos, maliciosos, engañabobos...(bueno, el ZPartido también entra en algunos de estos adjetivos).

Lo que es el colmo, es que encima, la Iglesia tenga más privilegios con el PSOE. La traición a los ideales con los que nació el partido es tal, que llega a estos patéticos extremos. Mientras, la derecha cavernícola y maligna, eleva a héroe a Desesperanza Aguirre por sobrevivir (oh, ¡mierda!) a los atentados de Bombay. Fijaros como los muertos cuando vienen de Oriente valen mucho menos que los de NY, como valieron menos los muertos en el metro de Madrid que los guardias civiles tiroteados. Llegan a haberla matado y ahora sería una mártir como las carmelitas que tanto idolatran. Hablan de Cristo los que menos pueden/deben nombrarlo, suelen morir los que menos deben morir.

1 comentario:

Arcadas de tinta dijo...

Suelen morir los que menos deben morir, cuanta razón... estan presos los que mas luchan por la libertad, y en la calle y forrandose a nuestra costa siguen esos cabrones... cuando esta puta sociedad sepa lo que es la palabra REVOLUCIÓN y la pongan en practica, iremos palante... aunque parece que no va a ser asi... con el borreguismo, con los comepollas del estado, con esta sociedad sumisa...